Excite

Cómo romper un contrato de permanencia

Romper el contrato de permanencia con nuestro operador de telefonía móvil es una de las cuestiones que más reclamaciones suscita en este ámbito. Y es que, pese a lo que nos digan las compañías, no siempre estamos obligados a pagar por terminar nuestra vinculación con ellas o las cantidades que piden no se corresponden siempre con la legalidad.

Incumplimientos de contrato

El modo más sencillo de romper el contrato de permanencia, y en base al cual no hemos de abonar cantidad alguna a la operadora de telefonía móvil, es el derivado de algún incumplimiento grave de lo pactado en el contrato por parte de ésta. Los supuestos más típicos son, en primer lugar, el cobro por llamadas que no hemos efectuado. Y es que, independientemente de que queramos rescindir o no nuestro contrato, conviene revisar siempre las facturas para prevenir estas situaciones.

¿Qué hacer en estos casos?

Otro supuesto que se repite y que puede permitirnos romper el contrato de permanencia es que se produzcan cambios en la tarifa no pactados previamente, circunstancia que se repite con las operadoras, por ejemplo, en lo que respecta al cobro por exceder el límite de datos mensual. Otros supuestos recurrentes son el darnos de alta en servicios que no hemos solicitado previamente, o que la compañía incurra en algún incumplimiento grave con respecto a lo que figura en el contrato, como puede ser el ofrecernos una velocidad de conexión inferior a la firmada.

En estos casos, la compañía ha de avisar con un mes de antelación en caso de efectuar cambios, periodo durante el cual podremos romper el contrato. Para hacerlo, en todos los supuestos es necesario avisar a la compañía de alguna manera que deje constancia, como puede ser el burofax, quizás la opción más recomendable, el correo electrónico o el fax. Si ésta insiste en cobrar el recibo podemos dar orden al banco para devolverlo o, si no es posible, ir directamente al juzgado, ya que para este procedimiento no necesitamos de abogado.

Devolución o pago del teléfono móvil

En muchos casos, la consecuencia inmediata de romper el contrato de permanencia es la devolución del teléfono móvil que nos dieron al firmarlo o tener que pagar por él. En este último caso, hay que saber que, aunque la compañía exija el pago del precio normal de mercado del teléfono, la norma establece que la cantidad ha de prorratearse en base al tiempo que hemos cumplido de contrato.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018