Excite

¿Qué tarjeta gráfica comprar? Todo lo que debes saber

Uno de los componentes más importantes actualmente en los ordenadores personales es, sin duda, la tarjeta gráfica. No sólo es uno de los más caros en términos absolutos sino que además es de los que antes se quedan obsoletos, sobre todo si queremos disfrutar de los videojuegos más punteros del mercado. Por ello, os mostramos los aspectos que debéis tener en cuenta a la hora de elegir qué tarjeta gráfica comprar.

Qué tenemos y cuánto nos podemos gastar

En un primer momento, debemos de ser conscientes de qué equipo tenemos, fundamentalmente a nivel de procesador, ya que con uno poco potente no aprovecharemos la potencia real de la tarjeta produciéndose el llamado efecto de cuello de botella. Para que nos sirva de referencia, si nuestro procesador tiene una velocidad menor de 3 GHZ o no es al menos de doble núcleo, nos sobra con una gráfica de gama media o baja. Si por contra, tenemos un microprocesador quardcore, esto es, de cuatro núcleos, prácticamente podemos aprovechar el potencial de cualquier tarjeta gráfica de última generación.

El segundo punto a tener en cuenta a la hora de elegir qué tarjeta gráfica comprar es evaluar el presupuesto disponible, o más claramente, cuánto dinero estamos dispuestos a gastar. Sea cual sea la cantidad, tanto en gamas medias como altas, el mercado del hardware gráfico está copado desde hace tiempo por las compañías Nvidia y AMD. Las diferencias entre las tarjetas de ambas compañías son sútiles, aunque simplificando se podría decir que las de Nvidia normalmente tienen una potencia más elevada aunque también un mayor precio y consumo energético. Las de AMD, por regla general, tienen unas prestaciones algo más humildes y una mejor relación calidad/precio.

Así pues, dentro de la gama media, destacan tarjetas como la AMD Radeon HD 6850, o su "hermana mayor", la HD 6870. Tirando un poco más de billetera, la GeForce GTX 560 Ti es una opción con mayor rendimiento gráfico.

Si tienes un ordenador potente y quieres disfrutar de los últimos videojuegos al más alto nivel, pues probablemente la elección se dirime entre la AMD Radeon HD 6990 o la Nvidia GeForce GTX 590 (que ya comentamos en su momento), puesto que ambas se encuentran a un precio más asequible por el desembarco de la próxima generación de tarjetas.

Otros factores a tener en cuenta

Como colofón, cabe recordar que el hardware gráfico que queramos incorporar a nuestro ordenador personal debe depender del uso que hagamos del mismo. Prácticamente cualquier tarjeta se maneja bien con las aplicaciones ofimáticas básicas o con la navegación web, pero que se necesita una mayor inversión en este componente si queremos jugar a juegos de última generación o utilizar algunos ciertos programas de gráficos o vídeos.

Y tener siempre presente a la hora de valorar qué tarjeta gráfica comprar que quizá tengamos que cambiarla en poco tiempo si queremos seguir actualizados. Si nuestros recursos son limitados, tal vez nos salga más rentable invertir 150 euros cada dos años que no comprar una tarjeta de 400 euros de la que no podamos sacar el máximo potencial.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017