Excite

¿Por qué soplábamos a los cartuchos antiguos?

De vez en cuando,sobre todo cuando ya habíamos jugado muchas veces al mismo juego, insertábamos el cartucho en la consola y no se cargaba. Entonces teníamos una solución mágica: sacar el cartucho y soplar en los contactos, y al volver a instalarlo, funcionaba. O eso creemos recordar.

Todo está en los conectores

Los cartuchos de Nintendo para la NES se insertaban dentro de la caja. Tenían una serie de conectores ligeramente elásticos, de manera que encajaban en su lugar doblándose levemente y, al sacar el cartucho, volvían a su posición original. Los conectores estaban hechos de cobre, que expuesto al aire adquiere una ligera pátina. Todo esto sumaba para que un cartucho usado tuviera algunas veces dificultades de conexión.

Entonces es cuando sacábamos el cartucho y soplábamos en los conectores. Y si seguía sin funcionar, volvíamos a soplar. Se suponía que soplando eliminábamos partículas de polvo que interferían en los conectores, pero en realidad, hacíamos más mal que bien. El aliento lleva algo de humedad y puede oxidar los conectores, hasta el punto de que puede arruinar por completo el cartucho.

FOTOS: Los 8 peores accesorios para consolas de la historia

Algunas veces parecía funcionar, porque los conectores conseguían situarse en su lugar a pesar de estar algo doblados. Otras veces funcionaba por pura chiripa. El caso es que lo de soplar en los cartuchos de Nintendo ha sido una práctica universal, en todos los países y en todos los tiempos, hasta tal punto que la propia compañía Nintendo ha tenido que lanzar la advertencia de que soplar en los cartuchos puede dañarlos, y recomienda que no se haga. Así que no lo haremos más. Pero funcionar, ¡funcionaba!

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017