Excite

¿Por qué los móviles duraban más antes?

Sí, todos sabemos que los móviles de hace una década o dos estaban hechos para durar. De hecho, se han realizado pruebas con los famosos Nokia de la serie 3310, que eran duros como piedras, dejándolos caer desde alturas de cerca de 300 metros y han salido casi intactos y funcionando. Pero la media de vida de un móvil actual es de solo 15 meses. ¿Qué ha pasado?

Pantalla, batería, software

Uno de los puntos débiles de los móviles de hoy en día es la pantalla. La pantalla es siempre el punto más débil, porque el material es más frágil que el de la carcasa. A mayor superficie de pantalla, mayores son las probabilidades de que sufra daño. Y con una pantalla rota, el móvil se convierte en un trasto inútil.

El otro motivo principal es el de las baterías. Los nuevos móviles, con todas sus aplicaciones y lucecitas brillantes, consumen mucha energía y las baterías dan de sí lo que pueden. Si se sobrecarga, se expone al calor o se golpea, la batería puede sufrir daños y quedar inútil. Al precio que están los móviles hoy en día, suele salir más a cuenta un móvil nuevo que un repuesto de batería.

FOTOS: 10 bacterias que viven en tu smartphone

El software también tiene su parte de culpa. Las compañías van mejorando las capacidades de los móviles, surgen nuevas aplicaciones y no siempre un móvil un poco viejo puede con ellas. Para no quedarse atrás, no queda otra que desechar el trasto viejo y comprar un móvil nuevo.

Y por último, el factor psicológico. Todos hemos visto las colas de fanboys que se forman para adquirir el último modelo de la marca de la manzana, como si les fuera la vida en ello. Por supuesto, cada uno con su dinero hace lo que quiere, pero esa ansia por tener lo último no significa que el modelo anterior ya no funcione o haya quedado desfasado. Simplemente, queremos la novedad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017