Excite

Descubre por qué Google lo sabe todo

El buscador más popular del mundo es, obviamente, Google. Su algoritmo es el más eficaz a la hora de encontrar la referencia exacta de lo que se busca en Internet, y por eso tenemos la sensación de que, sea lo que sea lo que buscamos, lo encontramos. Es el momento de saber por qué Google lo sabe todo.

Miles de ordenadores escaneando la red

Una caja mágica, eso es lo que parece un ordenador. Más, si tenemos en cuenta que gracias al buscador tenemos a nuestra disposición millones de referencias sobre un tema sobre el que buscamos información. Y la misma pregunta siempre: ¿Por qué Google lo sabe todo?

Para comenzar, Google tiene en sus archivos almacenadas millones de páginas web, con miles de millones de datos. La manera de encontrar ese impresionante volumen de información se basa en la existencia de ordenadores que buscan incansablemente por la red estas páginas y las almacena en sus servidores.

Son los llamados "arañas" o "robots". Estos datos son luego indexados, es decir, ordenados y reflejados en los servidores. De esta manera, cuando se produce una consulta, se accede a ellos de manera inmediata y se muestran al usuario.

Para hacernos una idea del volumen de información que atesora Google, hay que recordar que en 1999 almacenaba unos 50 millones de páginas web. En 2012, se calcula que ese número ha llegado a los 100.000 millones de páginas. Casi nada.

Al crear ese índice, Google facilita el acceso a los contenidos. Si buscamos una palabra, por ejemplo, Excite, Google ya tiene ordenadas las webs donde aparece esta palabra y en menos de un segundo, puede ofrecer la cantidad de resultados que ha encontrado en sus servidores, y muestra los 10 más relevantes.

Cuando un usuario realiza una consulta, Google comienza a autocompletar la búsqueda, proponiendo palabras y conceptos para acelerar su trabajo. Además, a medida que se completa el término de la búsqueda, Google ya muestra resultados preveyendo qué se está buscando.

Es decir, que mientras se escribe la palabra buscada, Google ya muestra resultados. Así, igual ni es necesario completar todo el texto que se busca.

Mostrando resultados con contenido en tiempo récord

Cuando se produce la búsqueda de un término en Google, ya hemos visto que el buscador acude a sus índices y crea la lista con los diez términos más relevantes, pero eso no es todo.

Además del listado con los enlaces, debajo de estos aparecen fracciones de texto con las palabras de las búsquedas remarcadas en negrita, con lo que se afina todavía más en el resultado.

Google conoce el historial de las visitas realizadas por el usuario, su ubicación geográfica, y puede relacionarlo todo para mostrar los resultados que se ajusten a toda esa información, con lo que todavía funciona más rápido y eficazmente.

Todo esto sirve para ofrecer al usuario unos resultados que se ajusten de manera correcta a sus necesidades. A medida que los resultados se registran y se hace clic sobre ellos, van ganando relevancia y se sitúan en los primeros puestos.

Si no hay búsquedas relacionadas con ellas, no están en los primeros puestos, pero a medida que se haga clic en ellas, Google registra su importancia y la sitúa cada vez más arriba en sus resultados.

Las búsquedas en Google, las más útiles

Se calcula que Google ha recibido, desde el año 2003 hasta este año, unas 450.000 millones de consultas únicas. Es decir que no se han repetido. Esto le permite estar siempre atento a lo que se busca y puede aprender de ellas y mostrar los resultados más vistos en primer lugar. Ese es el motivo por qué Google lo sabe todo. Al menos, lo que buscamos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017