Excite

Los ordenadores de sobremesa le ganan la partida a los laptops

Los ordenadores de sobremesa parecen haber pasado a mejor vida, por lo menos en los catálogos de las tiendas informáticas, pero más allá de la imagen que da la publicidad, este tipo de máquinas se convierten en la herramienta ideal para trabajar en casa.

Muchas personas, cada vez más, optan por portátiles sin embargo trabajan en un sitio fijo. Este tipo de usuarios deberían optar por un ordenador de sobremesa para empezar por cuestiones de utilidad. Van a poder trabajar con mejores pantallas, hasta un 50 % más grandes que las de un portatil con lo que conseguirán descansar más la vista.

El segundo campo donde los ordenadores de sobremesa consiguen ganar la partida a los laptops es en la duración. Mientras los portátiles suelen tener problemas con las baterías o con los ventiladores, un ordenador de sobremesa tiene una mejor ventilación y es más fácil de desmontar. Además al no tener batería no va a tener problemas eléctricos que puedan provocar que el ordenador no arranque.

El teclado de un ordenador de sobremesa no solo es más grande, con lo que no tendremos problemas en equivocarnos con las teclas, sino que además se puede limpiar de forma más fácil ya que es desmontable. Por desgracia en un laptop los espacios entre teclas es el lugar ideal de acumulación de basura.

Si estos argumentos nos hacen dudar, nos queda el más económico: en igualdad de potencia, sale más barato un ordenador de sobremesa. Además este último es fácil de actualizar al poder añadir más memoria o instalarle un nuevo disco duro interno.

Los portátiles por su parte son ordenadores que son difíciles de arreglar por uno mismo y más aún de instalar piezas de recambio de la CPU.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017