Excite

Cómo elegir ordenadores pequeños portátiles

Los ordenadores pequeños portátiles resultan de gran utilidad para las personas que quieran tener a mano su ordenador en cualquier momento y lugar. Te permiten estar en contacto con el trabajo, y pueden hacer que los viajes y las largas esperas en aeropuestos o en cualquier otro lugar resulten más entretenidas y sucedan con mucha más rapidez.

Dado el bajo coste de estos ordenadores, no es extraño que sean muy demandados y que la oferta que puede encontrarse sea cada vez más amplia.

Antes de comprar un ordenador de este tipo debes preguntar qué deseas hacer con él. Si tu objetivo es jugar a vídeojuegos o utilizar programas de edición de vídeo, este no es el ordenador adecuado para tí.

Los mini ordenadores están pensados básicamente para acceder a Internet, para trabajar mientras estás en camino y ocupar las horas muertas, o para cualquier situación en la que necesites usar un ordenador para tareas básicas, como editar documentos de texto o comprobar tu email.

Por lo general, estos ordenadores suelen tener una salida VGA para conectarlos a un monitor, varios puertos USB y un lector de tarjetas SD.

El procesador más apropiado para estos ordenadores es Intel Atom de 1,6 GHz, pues tiene un alto rendimiento y un bajo consumo de energía.

El sistema operativo Linux puede ser preferible al Windows en estos ordenadores, pues ocupa menos espacio y se carga con rapidez.

Para las tareas más básicas, necesitarás al menos 512 MB de memoria RAM, pero es preferible si tiene 1 GB o más. También es preferible que tenga un disco duro sólido, pues fallan menos que los estándar.

En cuanto a la batería, es más recomendable que sea de larga duración, si no quieres quedarte sin energía por el camino.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018