Excite

¿Cuándo merece la pena el 4G?

La llegada de la conexión 4G a España se ha vendido como una revolución tecnológica. Las compañías telefónicas han hecho mucha publicidad sobre las bondades de esta mejora. Sin embargo, es necesario analizar en profundidad el 4G en relación al existente 3G para conocer en qué casos merece la pena el 4G.

Una velocidad muy superior

Muchas personas que se plantean un cambio de móvil tienen muchas dudas de si emplear unos pocos ahorros más o no para que su nuevo terminal venga ya integrado con el chip 4G. La pregunta de si merece la pena el 4G es una de las más escuchadas en la tiendas de telefonía y su respuesta no es nada sencilla.

Para empezar hay que tener claro para que una conexión 4G funcione a la perfección, esta depende de la infraestructura de la compañía telefónica. La velocidad en internet se mide con tres métricas básicas: velocidad de respuesta, velocidad de subida y velocidad de bajada.

Otra premisa que hay que tener en cuenta es que en España aún no existe la infraestructura en telefonía necesaria para poder explotar todas las mejoras del 4G respecto al 3G y que además en muchos casos la velocidad contratada es inferior a la velocidad real.

Si bien es cierto que su velocidad es de entre 20 y 30 veces mayor, en algunos casos el desembolso que supone un smartphone con sistema 4G sólo es rentable sino se dispone de manera habitual de una red wifi.

El 4G para grandes ciudades sin wifi

Otro punto relevante, es que el 4G tan sólo funciona bien en el centro de grandes ciudades que se encuentran con la infraestructura necesaria para aprovechar sus características.

¿Un gran desembolso?

Una de las cuestiones apuntadas sobre si merece la pena el 4G en el teléfono es el coste del nuevo terminal. Afortunadamente, hay smartphones de gama media como el Motorola Moto G, el Samsung Galaxy S4 Mini, el LG Optimus F6 o el Nokia Lumia 625, que ya incorporan el 4G.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018