Excite

Utilidad del medidor de la velocidad de la conexión

Con frecuencia puede suceder que, cuando se tiene contratada una tarifa de Internet en el hogar, la velocidad de navegación sea inferior a la que realmente se está pagando. Esto se debe principalmente a la oferta masiva realizada por las compañías de teléfono, las cuales cada vez promocionan mayores cifras de navegación a tarifas más bajas cuando, en ocasiones, no pueden ofrecerlas.

El medidor de velocidad de la conexión a Internet es una herramienta que permite conocer a qué velocidad se navega en un equipo; es decir, la velocidad de descarga. Pero además también aporta datos sobre la velocidad de subida a la red, una cualidad especialmente importante para aquellas personas que aportan con frecuencia contenidos a la web.

Velocidad real y velocidad contratada

Existen dos términos a tener en cuenta en el momento de realizar la medición de velocidad en un equipo: la velocidad de navegación real y la contratada. Ambos deberían ser los mismos para poder afirmar que se está recibiendo una conexión a Internet de calidad y conforme respecto a los términos de contratación.

Sin embargo, con frecuencia el resultado de ambos conceptos es dispar y no se asemejan entre ellos. El medidor de velocidad de la conexión ofrece la velocidad real de navegación de la que puede disfrutar un equipo, mientras que la velocidad contratada es aquella establecida por la compañía operadora en el momento de su adquisición.

Por ello, es importante que el momento de comenzar un contrato con una empresa de estas características se pregunte por la velocidad real que va a llegar al hogar, ya que esas cifras serán la referencia a tener en cuenta a la hora de realizar una medición de dicha conexión.

Factores externos

Hay varios factores externos a tener en cuenta en el momento de realizar una medición de velocidad. En primer lugar existen una serie de características que corresponden a la empresa prestadora del servicio tales como la pérdida de una mínima parte de la velocidad desde la central suministradora hasta el hogar, algo que no se puede evitar y ocurrirá en todas las ocasiones y de manera permanente.

Aún así, en función de la ubicación del hogar respecto a su correspondiente central, se puede quedar por el camino mayor o menor velocidad de conexión por el camino. Por ello, es recomendable asegurarse desde antes de la contratación que se va a perder la mínima cantidad posible de la misma y, una vez se disponga del servicio, utilizar el medidor de velocidad para cerciorarse de que todo lo contratado se cumple.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que el uso de cualquier tipo de programa o aplicación en el momento de utilizar el medidor de velocidad de conexión provocará resultados inferiores a los que realmente se posee. De este modo, antes de realizarla habrá que asegurarse de que todos estos se encuentran cerrados. Sólo de este modo se puede obtener un resultado óptimo que permita reclamar ante la operadora en caso de fallos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017