Excite

Los padres que lean los mensajes del móvil de sus hijos serán penados con cuatro años de cárcel

  • Twitter

Los padres de hijos adolescentes tutores legales de menores jóvenes se preocupan por ellos y por lo que hacen, sobre todo cuando notan cambios en su comportamiento y dudan sobre lo que están haciendo al usar Internet y el teléfono móvil. Hasta ahora muchos padres espiaban las conversaciones de sus hijos, pero tendrán que dejar de hacerlo si no quieren ir a prisión porque, las penas por atentar contra la intimidad se han endurecido y, no todos los progenitores conocen estos hechos.

¿Cómo puedo espiar el teléfono de mi hijo? ¿Es legal? Estas son algunas de las consultas que los padres de adolescentes y menores realizan en los foros de Internet o comentan con otros progenitores cuando se reúnen. Y aunque si bien es cierto que muchos confían en sus hijos y no sienten en ningún momento la necesidad de espiarlos, muchos otros “caen en la tentanción” y acaban leyendo los correos electrónicos de sus hijos, sus mensajes privados en las redes sociales o las conversaciones en WhatsApp que tienen con sus amigos y primeros amores.

El problema es que los padres desconocen que si sus hijos les pillan espiando su móvil pueden denunciarlos y atentar contra la intimidad está penado con al menos cuatro años de cárcel. Aunque mucha gente cree que su hijo nunca va a denunciarle, no es imposible que lo haga, sobre todo si hay una mala relación entre el menor y sus progenitores. Además, los amigos o de los jóvenes o personas cercanas a él también pueden denunciar.

Leyendas urbanas que cuentan las madres a sus hijos

El nuevo Código Penal entró en vigor el pasado día 1 y ha endurecido así las condenas del artículo 197. Así la ley en España establece penas de prisión, además de multas cuya cuantía depende del intrusismo en la vida privada de la persona, así como de lo que solicite la acusación.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018