Excite

Guía de mantenimiento de ordenador para novatos

El interior del ordenador es un gran desconocido para la mayoría de usuarios, que o bien no han sentido curiosidad por explorar las entrañas de la máquina o bien le tienen demasiado respeto. Sin embargo, cada cierto tiempo es necesario bucear entre los cables para asegurar el mantenimiento de nuestro ordenador.

Y es que si bien los ordenadores portátiles ofrecen bastante resistencia, las torres de los ordenadores de sobremesa son bastante fáciles de abrir y por lo menos una vez al año conviene limpiar su interior, tanto para mejorar su rendimiento como para alargar su vida útil.

El calor y el polvo son los dos grandes enemigos de un ordenador y por eso son los primeros objetivos en cualquier operación de mantenimiento de un ordenador. Armados de una brocha o un pequeño aspirador tendremos que retirar las capas de polvo que el tiempo haya ido acumulando sobre ventiladores, rejillas y otros componentes.

La CPU y la tarjeta gráfica también pueden limpiarse en profundidad, pero ambas operaciones requieren cierta pericia y es mejor no arriesgarse innecesariamente. Para un novato, será suficiente con limpiar el polvo superficial, siendo preferente que quede algo de polvo a tratar de eliminarlo a costa de la integridad del equipo.

La pantalla no debe desmontarse nunca y basta con limpiar el monitor. No está de más desmontar el ratón para limpiarlo bien y pasar la brocha por el lector de DVD, el teclado y otros periféricos. Para completar el mantenimiento del ordenador basta con asegurar una temperatura y ventilación adecuadas.

Imagen: Perro del desierto en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018