Excite

El patinete volador de Regreso al Futuro revela su precio

  • ® Mr. Hoverboard

Dentro de pocos días, Marty McFly llegará del pasado y se encontrará en un 2015 que no tiene patinetes voladores. O llegaría, si el viaje en el tiempo se hubiera inventado, si Marty fuera una persona real y no un personaje de ficción, pero al menos sí podría encontrarse con los monopatines voladores.

¿Y quién no querría tener uno? Desde 1989, cuando se estrenó Regreso al Futuro II mostrando el distante futuro (que ya no es futuro, sino presente), todo el mundo los ha deseado. Y, de hecho, 2015 parece que va a ser el año en que se haga realidad. Diversas compañías han lanzado ya sus prototipos, a los que ahora se une un nuevo competidor, Mr. Hoverboard.

La página de crowdfunding de la compañía empieza de un modo surrealista: 'Mr Hoverboard es el último y más grande de los juguetes anti-gravitación. Por medio de la tecnología habitual de los hovercraft y del ingenio del presente, los usuarios podrán deslizarse sin fricción sobre superficies lisas como el cemento, la madera o el enlosado.' Los fabricantes describen el dispositivo como construido de 'madera de abedul del Báltico, PVC y fe'.

En realidad, el aparato funciona gracias a los sopladores de hojas usados en jardinería. Cuatro sopladores bajo la tabla y unos pocos LED y listo. Para maniobrar, basta con inclinarse ligeramente en la dirección deseada. Mediante la donación de 420 dólares (unos 370 euros), se colabora para convertir el sueño en realidad y conseguir un monopatín volador, aunque hay que construírselo uno mismo y los sopladores no van incluidos.

En comparación, los otros monopatines voladores utilizan tecnologías más avanzadas. El Lexus Slide, por ejemplo, funciona por medio de imanes superconductores enfriados con nitrógeno líquido y solo funciona en pistas magnéticas construidas a propósito. Los costes son bastante elevados, como es natural, pero es futurístico como poco.

El famoso skater Tony Hawk, por su parte, también promociones su propio hoverboard, el Hendo Hover que también funciona con conductores y electroimanes, pero también está restringido a los suelos construidos expresamente de cobre. Al menos, es más barato que el Lexus.

Fotogalería: 'Trolean' a una pareja que pidió un retoque a una imagen con Photoshop

La solución sería aplicar unos imanes superconductores que funcionaran a temperatura ambiente. Dichos imanes ya existen, no requieren nitrógeno líquido pero siguen siendo carísimos, además de difíciles de manejar. Incluso así, el hecho de que estemos en posición de inventar monopatines voladores que funcionan significa que estamos más cerca del futuro de alta tecnología soñado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018