Excite

Cómo darse de baja de Telefónica Movistar

Es de dominio público la dificultad que en muchas ocasiones entraña darse de baja en una compañía telefónica. La opción de causar baja es un derecho incuestionable para quien quiera desvincularse de una compañía de forma definitiva. En consecuencia, para que el procedimiento no se demore más de lo deseado, estableceremos unas pautas sobre cómo darse de baja de Telefónica Movistar en concreto.

El arduo proceso de la baja

Cuando tomamos la decisión de aligerar el gasto en teléfono móvil, siempre que no tengamos en vigor un periodo de permanencia obligada nos asiste la opción de cambiar de compañía en busca de mejores condiciones. En algunos casos, puede convenirnos más solicitar la portabilidad a otra compañía, máxime con la actual posibilidad de portabilidad en un día.

No la portabilidad, directamente la baja

Si pese a todo nuestra intención es dejar constancia de la baja en la compañía y nuestra operadora es Telefónica Movistar, debemos tener en cuenta que la tienda Movistar en la que gestionamos en su día el contrato corre a su vez con la obligación de formalizarnos la baja. De no resultarnos cómoda esa opción, recurriremos al servicio de atención al cliente 1004, que siempre será la primera alternativa cuando la contratación se hizo telefónicamente. Lo esperable es que quien nos atienda, tras asediarnos por diferentes vías para que continuemos disfrutando de sus servicios, nos indique la necesidad de dirigir una carta a la sede central de Movistar (apartado de correos 151124). En ella solicitaremos la baja aludiendo a los motivos de la misma y acompañando una fotocopia del DNI del titular de la línea. El plazo de tiempo medio que se maneja para recibir una respuesta confirmatoria es de 15 días.

Si no sabemos a ciencia cierta cómo darse de baja de Telefónica Movistar, debemos tener en cuenta que, dado que la carta se envía a un apartado de correos, no es práctico certificarla porque no habrá acuse de recibo en destino, por lo que pudiera sernos devuelta. Si la idea es certificar el contenido, es necesario recurrir al burofax.

Ante la nada improbable ausencia de respuesta en 15 o 20 días, lo oportuno es reclamar a la operadora la cancelación de los servicios contratados. Tras ello, si persiste en su silencio será inevitable acudir al apoyo de los organismos especializados en ayuda al consumidor, es decir, la Organización de Consumidores y Usuarios y las Oficinas Municipales de Información al Consumidor.

No olvidar qué derechos nos asisten

Por un lado, si no tenemos contrato de permanencia o está superado su límite de tiempo no hay justificación alguna para que pongan impedimentos a la baja. Otro aspecto a tener en cuenta es el derecho a mantener el número de teléfono, debido a un mandato legal que obliga a las operadoras a ocuparse de su portabilidad. Y si queremos asegurar que Telefónica Movistar no nos pase al cobro más recibos, no está de más poner sobreaviso a la entidad bancaria para que procedan a su devolución.

Por último, es muy recomendable solicitar el número de referencia de la reclamación presentada, que nos identificará en ocasiones futuras si no se ha terminado de resolver la baja, además de servir para dejar constancia de la misma.

Ser metódicos y contundentes

Para tener claro cómo darse de baja de Telefónica Movistar debe tenerse la precaución, como con el conjunto de las operadoras de telefonía, son especialistas en ralentizar cualquier iniciativa de los usuarios cuando optan por ejercer su derecho a cambiar de proveedor de este tipo de servicios. Por eso, conviene ser muy metódico en los pasos a seguir para que la baja acabe siendo una realidad en el menor plazo de tiempo posible.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018