Excite

¿Cómo evitar que nos roben el wifi en casa?

Que otros se aprovechen sin pedir permiso ni dar las gracias de los que nosotros pagamos es ciertamente molesto y desagradable, pero en el caso del robo de wifi, puede tener consecuencias legales, si al hacker le da por cometer delitos con nuestra conexión. Y aunque un hacker experimentado puede robar la conexión que quiera, hay que ponérselo lo más difícil posible.

    Sébastien Bertrand - Flickr

Protección de la conexión

Lo primero es la configuración del router. El aparato tiene su contraseña, pero también una serie de parámetros que vienen determinados por defecto. Cambiar esos parámetros puede no ser demasiado fácil, pero se le puede pedir al técnico instalador ese cambio, o que la compañía operadora nos asista en el proceso.

Luego hay que poner otras barreras. La más inmediata es el firewall, que hay que activar en el propio router. Otra cuestión es la de las contraseñas, no solo en el router sino en cualquier otra cosa. Hay que procurar que no sean evidentes y no usar la misma para cosas distintas, pues si alguien la descubre tendrá acceso a muchas de nuestras cuentas o perfiles. También es recomendable cambiar el identificativo de red, SSID, o mejor todavía, hacerlo invisible. Para las ausencias prolongadas, lo mejor es simplemente apagar el router.

FOTOS: Trucos para alargar al vida del teléfono móvil

Para mayor seguridad, existen en el mercado dispositivos que vigilan que ningún equipo no autorizado se conecte a nuestro wifi, como el de Dojo Labs, que además aprende de nuestros usos y costumbres y adapta sus alertas en consonancia.

Ante la sospecha

Si se sospecha que ya hay alguien robando el wifi (por ejemplo, porque la velocidad de conexión ha bajado considerablemente), se puede comprobar qué equipos hay conectados a la red. Una de las formas de hacerlo es mediante aplicaciones como Fing, una aplicación gratuita para el móvil que identifica los equipos conectados a nuestra red.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018