Excite

¿Son recomendables los cargadores de Apple baratos?

La empresa que fundara Steve Jobs a finales de los años setenta tiene una amplia gama de productos: iPhone, iPad, Mac Mini, iMac, Mac Book... y todos ellos se alimentan con cargadores específicos de Apple, por lo que no son baratos. Esto puede ser un problema si la fuente de alimentación sufre algún accidente repentino o se deteriora con el uso o el paso del tiempo.

    Twitter - AppleChile

Los adaptadores de corriente de los portátiles Apple

Los cargadores de portátiles Apple no son baratos, y es que están diseñados y fabricados exclusivamente para los dispositivos de la manzana mordida. Por una parte es un problema a la hora de sustituirlos, ya que no existe alternativa en el mercado a los adaptadores de corriente de los portátiles Mac.

El culpable de esta contrariedad es el conector magnético Magsafe, propiedad intelectual registrada por Apple. Pero también ofrece beneficios, como la regulación inteligente del flujo eléctrico y el consiguiente uso eficiente de la energía que llega al portátil. En pocas palabras, el cargador solo aporta al dispositivo la energía que necesita en cada momento, hecho que afecta positivamente en el rendimiento y la vida del ordenador.

Usar adaptadores de Apple de otros modelos

Es posible utilizar adaptadores de corriente de otros modelos más baratos, sin necesidad de recurrir a copias falsas que pondrán en peligro el dispositivo. En el caso de los Mac se puede usar el cargador de cualquier portátil Apple, ya que todos disponen de conector Magsafe.

El único detalle a tener en cuenta es la potencia del cargador. Es posible usar, por ejemplo, un cargador de MacBook de toda la vida para alimentar un MacBook Pro, pero el tiempo de carga se verá afectado considerablemente debido a la diferencia de potencia del adaptador, mucho menor en los MacBook que en los MacBook Pro.

Los adaptadores de corriente de iPad y iPhone

Para los cargadores de iPad y iPhone existen alternativas muy asequibles. Mientras un adaptador de Apple para este tipo de dispositivos ronda los 20 euros, un cargador de imitación no suele pasar de los 6 euros. El ahorro es indiscutible; pero no todo son ventajas.

El inconveniente es que aunque luzcan iguales son copias falsas, lo que implica una serie de peligros para la integridad del iPad o el iPhone que pueden afectar a la funcionalidad del dispositivo o terminar acortando la vida del mismo. Además la potencia de los cargadores de imitación se reduce en un 50% respecto a los de Apple en la mayoría de los casos, lo que hará insufrible cargar la batería de estos dispositivos.

VIDEO: descubre el anuncio del iPad con la voz en off de Robin Williams

Usar copias falsas es barato, pero peligroso

No pocos usuarios de Apple han sentido la tentación de comprar alguna imitación de los adaptadores de corriente de sus dispositivos. Esto se debe a que los cargadores originales de Apple no son baratos ni por asomo, y en cambio las copias falsas pueden comprarse por una quinta parte del precio de los adaptadores fabricados por Apple.

Evidentemente, si se dispone de un presupuesto holgado lo recomendable es hacerse con un adaptador de corriente de Apple, lo que evitara problemas de potencia de carga y peligros seguridad del dispositivo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017