Apple hace públicas las exigencias para los desarrolladores de aplicaciones

La empresa de la manzana ha decidido relajar el control sobre las aplicaciones que oferta en su famosa tienda digital, la App Store, donde todo aquel que quiera puede enviar una aplicación para ponerla a la venta tras el visto bueno de Apple. Para ello ha llevado a cabo dos iniciativas, ha permitido el uso de programas de desarrollo externos a la compañía, y ha bosquejado, poco más que insinuando, una supuesta guía de estilo para las aplicaciones que aceptará.

El uso de software de terceros es una lucha ya clásica dentro de Apple. Sólo hay que recordar las declaraciones de Steve Jobs, presidente de la compañía, sobre el uso de Flash en sus plataformas, este hecho no gustó demasiado y generó no pocas críticas. Ahora la empresa parece haber meditado y permitirá el uso de programas de desarrollo de compañías externas, algunas fuentes apuntan a que dicho cambio se debe más a una investigación ante monopolio que a una reflexión de Apple. El mero anuncio de la noticia hizo subir las acciones de Adobe, propietaria del programa Flash.

Otro terreno distinto es el contenido de las aplicaciones. Apple quiere mantener por un lado un alto nivel de profesionalidad, la propia empresa pide que no se oferten aplicaciones amateurs, y por otro quiere una seguridad en el terreno infantil, debido a que la compañía no confía en los filtros parentales por los que directamente no acepta contenidos eróticos o adultos. Aunque la empresa ha hecho públicas estás lineas generales, no ha expuesto ningún punto concreto y declara que la aceptación o no de cada aplicación se hará de forma individual.

Imagen: tecnobita.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014