Excite

A vueltas con la TDT

Ante todo, realismo. El viaje de la televisión analógica de toda la vida a la televisión digital terrestre (TDT) era imprescindible por la saturación del espacio radioeléctrico a la que se había llegado. El número de canales disponibles, así como otras comunicaciones, estaba limitado por la vieja tecnología.

No había, pues, más remedio que convertir la señal analógica en un código binario. El problema es que la actual TDT que ya están disfrutando la mayoría de espectadores no ha cumplido con las expectativas que había generado.

Si bien ha incrementado la calidad de imagen y sonido, así como el número de canales, la desidia de las cadenas de televisión impide que se aproveche el potencial real de la TDT, tanto en formatos e interacción como en guías de programación y calidad de contenido.

Los decodificadores son otro de los problemas que ha traído la TDT, debido a la incompatibilidad de muchos de ellos con los canales de pago de la televisión digital y, sobre todo, con la alta definición (HD) Muchos televisores con TDT incorporada, por ejemplo, necesitarán de otro decodificador a pesar de ser HD Ready.

El apagón analógico se inició el pasado 10 de marzo y hasta el próximo 3 de abril las ciudades españoles se irán desconectando de la televisión terrestre. Aquellos que todavía no hayan hecho el cambio tendrán que conseguir un sintonizador TDT, con la ventaja de que los últimos modelos han evolucionado mucho y presentan mejoras como la grabación en memoria o entradas USB.

Imagen: LordFerguson en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018